Header Ads

Ideas para hacer de tu escuela un lugar excepcional

Shay e Ivy: música desde el interior

Sheena McFeely y su familia (foto: Sheena McFeely)
Sheena McFeely es una mujer sorda que nació en Hong Kong, creció en Irlanda y actualmente vive en Estados Unidos. Sheena es madre, emprendedora y autora de libros infantiles. Ella y su familia no es la primera vez que se hacen virales a través de sus historias y, especialmente, de sus hijas sordas pero en esta ocasión han sorprendido por su increíble forma de vivir la música.

En el siguiente vídeo, sus hijas interpretan, de forma totalmente improvisada, un dúo de música pop en lengua de signos americana. Un influyente blog con más de dos millones de seguidores en Facebook, Mental Floss, reconoce inmediatamente que es música por "el ritmo, la repetición lírica y el mensaje, que va de la inspiración ('brilla como una estrella'), a la política ('ya sé que el mundo está temblando'), a lo personal ('siempre amaré a mi hermana'), y a lo circunstancial ('ésto es agotador, tienes que acostarte')".



El vídeo, por supuesto, no tiene audio. Es música improvisada por las hermanas a través de la lengua de signos americana. Su madre Sheena dice que: "Éste vídeo prueba que la música viene de nuestro interior, no de nuestros oídos".

Las hermanas se llaman Shaylee e Ivy, tienen su propia página en Facebook y sus vídeos tienen miles de reproducciones. Uno de los más famosos es la historia de la familia que visitó el Parque de Atracciones de Disney World y que se acabó convirtiendo en un spot publicitario con más de 15 millones de reproducciones entre Facebook y YouTube.



Sheena también ha escrito un cuento infantil basado en las vivencias con sus hijas sordas, titulado "Shay e Ivy más allá del Reino", que ha puesto a la venta en Amazon y en su propia página web junto a otros materiales como pósters y tarjetas.


Ésta es la sinopsis del cuento:

Shay, Ivy y sus amigas sueñan con ser princesas. Todas han soñado con cabalgar en caballo, armarios llenos de vestidos y bailes en castillos. Pero Shay se sentía desubicada, ¿cómo encajaría si no quisiera ser princesa nunca más? Tan decidida como siempre, Shay encontrará su respuesta. Shay e Ivy pronto descubren que sus sueños van más allá de un Reino. Las hermanas comienzan a imaginarse a sí mismas como temerarias pilotos de avión, científicas de laboratorio con sus experimentos y astronautas bailando entre las estrellas.



Fuentes:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.