Header Ads

Ideas para hacer de tu escuela un lugar excepcional

Cómo se crean los signos personales en lengua de signos

Una de las cosas que no faltan en una escuela bilingüe-bicultural en lengua de signos y lengua oral es el uso de signos personales. El signo personal es un signo con el que se referencia a una persona con la misma función de los nombres propios de las personas en la lengua oral. Esta investigación publicada en 2017 muestra cómo se forman los signos personales en la lengua de signos sueca, aunque probablemente sea muy similar en otras lenguas de signos de todo el mundo.

Signo de Donald Trump en lengua de signos americana (foto: Washington Post)

El autor de la investigación, de la Universidad de Estocolmo, una de las 100 mejores universidades del mundo, llevó a cabo un cuestionario en Internet con el apoyo de las redes sociales. Curiosamente, una de las preguntas planteaba cómo percibía su propio signo personal valorándolo negativa o positivamente de 1 a 5.

Signos personales

El signo personal es un importante marcador de identidad porque el hecho de tenerlo representa, a menudo, que la persona que recibe el signo personal está incluído en la comunidad, aunque también existan personas fuera de la comunidad sorda que reciben signos personales debido a que son famosas o por su relevancia para la comunidad.

Los signos personales se ponen por diversos motivos, pero con frecuencia representan una apariencia visual de la persona que lo recibe, un comportamiento o una mezcla de ambos. Por ejemplo, en las fotos de abajo: el signo de Donald Trump proviene de un aspecto físico (pelo), el de Chaplin por un comportamiento habitual (giro del bastón) y el de Hitler por una mezcla de ambos (bigotillo y saludo nazi).

Signo en lengua de signos sueca de Donald Trump (foto: Svenskt teckenspråkslexikon 2017 / Börstell)

Signo de Chaplin en lengua de signos sueca (foto: Svenskt teckenspråkslexikon 2017 / Börstell)

Signo de Hitler en lengua de signos sueca (foto: Svenskt teckenspråkslexikon 2017 / Börstell)

Algunas veces el signo personal se recibe en la infancia, otras en la escuela y otras en la edad en la adulta. Generalmente se mantiene el mismo signo personal durante toda la vida pero algunas veces puede cambiar. Como curiosidad, en algunas lenguas de signos, como la lengua de signos americana, la japonesa o la británica, es frecuente utilizar una o dos letras del nombre propio para el signo personal.

Tipos de signos personales

El autor de esta investigación partió de otra previa en 2009 que había recogido más de tres mil signos personales de la lengua de signos sueca. A partir de ella, categorizó los signos personales en los siguientes grupos:

  • Apariencia: pelo, apariencia física, ropa o metáfora (por ejemplo, jirafa para referirse a una persona muy alta) y otros.
  • Persona (signos personales referidos al carácter o el comportamiento): personalidad, afición, profesión, gesto (movimiento característico de la persona), metáfora (por ejemplo, mono para una persona con habilidad para trepar a los árboles), signo (un signo que una persona repite mucho y se le asocia) y otros.
  • Nombre (basados en la lengua oral, por ejemplo, una o dos letras en dactilológico de su nombre).
  • Antecedentes (signos personales que denotan algún aspecto del entorno): país, ciudad o signo heredado (por ejemplo, el mismo signo que la madre o el padre).
  • Otros: signos personales que no encajan en ninguna de las anteriores categorías.

En total se recogieron 737 signos personales, la mayoría había nacido entre 1960 y 2000. Un 41% de las personas participantes fueron sordas, un 10% con discapacidad auditiva, un 12% CODA (acrónimo de Child od Deaf Adult, hijo/a de personas sordas adultas) y 40% oyentes. Los resultados se muestran a continuación.

La comunidad sorda puso el signo personal "ceja" al político José Luis Rodríguez Zapatero. Cuando éste supo de su signo personal, lo utilizó como estrategia de márketing en su campaña electoral de las Elecciones Generales de 2008 (foto: 20 Minutos)

¿Cuándo y quién pone el signo personal?

Los/as niños/as CODA son los primeros en recibir el signo personal, de media antes del primer año de edad y la mayoría lo recibe de su familia.

Le siguen las personas sordas (hijos/as de familias oyentes) que, de media, reciben el signo personal por parte de amigos/as alrededor de los 7 años de edad, generalmente en la etapa escolar.

Las personas con discapacidad auditiva que, con frecuencia, aprenden lengua de signos más tardíamente, recibieron su signo personal alrededor de los 15 años de edad y también suelen recibirlo mayoritariamente de sus amigos/as.

En cualquier caso, la mayoría de las veces el signo personal se recibe otra persona sorda.

¿De dónde vienen los signos personales?

En esta investigación se observó que la mayoría de los signos personales provienen de la apariencia de la persona, aunque en los últimos años está aumentando el signo basado en la persona (personalidad, comportamiento o manierismos):

Clasificación de los signos personales según procedencia (fuente: Börstell 2017)


Satisfacción con el signo personal

La gran mayoría de las personas participantes estaba satisfecha con su signo personal, ya que consideraron que era muy positivo (la media para todos los grupos fue de 4 ó 5 puntos, sobre un máximo de 5).

Además, para las personas oyentes, recibir un signo personal fue considerado a menudo como un símbolo de inclusión en la comunidad lingüística.



Fuentes:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.