Excepcionales y Escuelas Excepcionales

La Comunidad de Madrid y Andalucía desprecian al alumnado sordo durante la pandemia de la COVID-19


Dado que las competencias en materia educativa se encuentran transferidas a las comunidades autónomas, los gobiernos regionales son los responsables últimos de una educación de calidad para la ciudadanía, incluído el alumnado sordo. Desde la declaración del estado de alarma el 14 de marzo debido a la pandemia de la COVID-19, la Comunidad de Madrid ha suspendido los contratos públicos de especialistas en lengua de signos en Primaria y de intérpretes de lengua de signos en Secundaria y la Junta de Andalucía ha hecho lo mismo con los/as intérpretes de lengua de signos.

Este artículo resume la situación vivida por el alumnado sordo durante el confinamiento en casa y sus consecuencias. Toda la información se ha recogido de las fuentes citadas al final.

José Luis García-Gil, asesor sordo en la Comunidad de Madrid (foto: Nius Diario)


Comunidad de Madrid

En el caso de Madrid, la gestión del gobierno regional ha sido más nefasta si cabe porque llevan todo el curso escolar 2019/2020 en una situación de completa inestabilidad, con gran parte del curso sin profesionales para la atención de alumnado sordo debido a problemas en la gestión de contratos, concursos desiertos, retrasos en pagos a los/as trabajadores/as y huelgas.

De esta manera, más de 500 alumnos/as sordos/as en Educación Primaria y Secundaria han sido abandonados a su suerte, más especialmente durante la pandemia. Caben honrosas excepciones, como el Centro Ponce de León, un centro educativo privado concertado, quienes se han comprometido durante la pandemia a mantener a sus especialistas en lengua de signos e intérpretes de lengua de signos trabajando a través de videollamadas, vídeos grabados y otros medios, con el apoyo de Fundación Montemadrid.

La reacción del movimiento asociativo de personas sordas, representada por la FESORCAM, fue rápida y el mismo día 16 de marzo, dos días después de la declaración del estado de alarma, ya denunciaba ante los medios de comunicación su temor a que el alumnado sordo quedara excluído, temor que se convirtió en realidad a la vista de estos dos meses sin solución por el gobierno de la Comunidad de Madrid.

Mayte Sanjuan, especialista en lengua de signos del Centro Ponce de León en Madrid (foto: Luis Sevillano / El País)


Andalucía

En esta comunidad autónoma, los contratos de especialistas e intérpretes de lengua de signos se encuentran suspendidos en Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP desde el 16 de marzo por orden de la Junta de Andalucía. Sorprendentemente, según las noticias en prensa, la suspensión de contratos no afecta a los salarios de estos profesionales porque la Junta de Andalucía ha indemnizado a la empresa concesionaria para mantener en nómina sus trabajadores pero no se les permite teletrabajar con el alumnado sordo. Tampoco parece estar exento de problemas, pues, por alguna razón, el sindicato CCOO ha denunciado el 18 de mayo que los/as intérpretes de lengua de signos no han cobrado la nómina de abril.

La situación de desamparo es tal que ha sido incluso denunciada por la Oficina del Defensor del Menor de Andalucía, dirigida por Jesús Maeztu, que ha abierto una queja de oficio a la Consejería de Educación y Deporte, aunque esta queja se haya hecho el 5 de mayo, un mes y medio después de comenzar el confinamiento.

Consecuencias en el alumnado

Las investigaciones señalan que la lengua de signos tiene innumerables beneficios para las niñas y niños sordos: desde potenciar el desarrollo del habla y la lectura, hasta mejorar la visión periférica, pasando por beneficios psicosociales, menores niveles de fatiga al no forzar una atención continuada en el habla, mejora su salud mental e incluso promueve unas relaciones familiares más cercanas. Pueden leerse varios artículos sobre muchas de estas investigaciones en Escuelas Excepcionales aquí.

Todos estos beneficios se ven interrumpidos durante el periodo de pandemia en el que el alumnado sordo se abandona a su suerte y depende de la mayor o menor voluntad del profesorado y de sus recursos.

Lo más lamentable de todo ello es que no existe absolutamente ninguna justificación sanitaria o pedagógica para la suspensión de los contratos de especialistas e intérpretes de lengua de signos, ya que podrían haber seguido teletrabajando como el resto de profesionales docentes.

Es necesario seguir repitiendo una y mil veces, que las ayudas tecnológicas para la audición, como el audífono o el implante coclear, no son la panacea ni exime a las Administraciones públicas de la dotación de recursos necesaria para hacer efectiva la educación inclusiva, ni siquiera durante el estado de alarma. Uno de los alumnos sordos de Andalucía lo explica muy bien:
Román tiene clase tres veces en semana, pero online. Dispone de un implante coclear que le permite escuchar, pero poco. Por eso, cuando los profesores resuelven una duda no se entera de nada. Y si tiene dudas, tiene que recurrir a un método rudimentario de comunicación escrita con los profesores. "Cuesta mucho entender y a veces da dolor de cabeza", explica (la negrita es de la noticia original publicada en El Diario)

Situación del alumnado sordo en Canarias

¿FIAPAS abandona al alumnado sordo?

Casi todas las organizaciones que representan a las personas sordas y sus familias han denunciado este tipo de situaciones de vulnerabilidad en los medios de comunicación o han realizado gestiones ante las Administraciones públicas para volver a prestar servicio al alumnado sordo: la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) a nivel estatal, la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FESORCAM) y la Asociación Bilingüe de Padres de Niños Sordos (Abipans) en Madrid.

Casi todas menos una: la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS). Esta organización, que presume de ser "la mayor plataforma de representación de las familias de personas sordas en España" (según su página web), no parece haber reaccionado de modo alguno. ¿FIAPAS no representa a las familias de estos cientos de niñas, niños y jóvenes sordos olvidados durante la pandemia en la Comunidad de Madrid y Andalucía?



Fuentes:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.